Columna

Hacia la modernización de un lenguaje y una forma de ser

Por Etienne Choupay, Director de Innovación y Emprendimiento PUCV

 Al comenzar a trabajar este 2011 desde la Dirección de Innovación y Emprendimiento y de la Incubadora de la PUCV Chrysalis, queremos hacerlo para y con la comunidad universitaria. Afrontamos un reto abismante, sabemos que es un trabajo lento, pero ya hemos iniciado una nueva ruta: vamos avanzando hacia la modernización de un lenguaje y una forma de ser… estamos conscientes que pensar en un emprendimiento o una idea innovadora con potencial de negocios, no es algo de todos los días.

Emprender es un viaje, sabemos dónde se comienza (aunque muchas veces es desde cero), pero no se sabe dónde se llegará, cuánto de éxito y cuánto de fracaso habrá en el camino. El emprendimiento es una experiencia, es una ruta hacia lo desconocido, es atreverse a ser atrevido…y eso por cierto es un arte. 

Impulsar la innovación y el emprendimiento será uno de los roles nucleares de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso en el periodo 2011-2016, con un propósito marcado en la  generación de puestos de trabajo de calidad, mayores oportunidades de empleo y desarrollo económico-social. Para contribuir a dicho propósito, estaremos al servicio de la comunidad universitaria, apoyando a profesores, investigadores, alumnos, funcionarios, a través de distintas estrategias o metodologías de trabajo.

Nos focalizaremos en estudiar los múltiples eslabones de la cadena de valor que unen una idea innovadora con un potencial negocio, fomentando la innovación y el emprendimiento en investigación, postgrado y pregrado, entre otros universos.

Sabemos que nuestros profesores e investigadores no se conocen mucho, ni cuáles son sus líneas de investigación, deberemos entonces potenciar entonces la sinergia, pieza clave en proyectos innovadores y para eso estaremos impulsando el concepto de la “comun-unidad universitaria”, y desde ya los invitamos a todos a ser parte de ella. Estamos seguros que fomentando la asociación, será más fácil detectar cuáles son las oportunidades para emprender de nuestros investigadores.

En este contexto, la Dirección de Innovación y Emprendimiento y de la Incubadora Chrysalis se transforman en el motor inductor del emprendimiento. Ya hemos desarrollado un concurso de proyectos de negocio, un concurso de ideas innovadoras y actualmente estamos desarrollando una nueva forma en la modelación y formulación de proyectos innovadores comenzando por un anteproyecto. En la PUCV tenemos el poder para contribuir a mejorar las condiciones que favorecen el desarrollo de la actividad innovadora y emprendedora al interior de nuestras aulas, en nuestra investigación, en nuestra gestión institucional y ese es y será nuestro compromiso con Chile.